Search

Que pasa cuando respiro?


LA CIENCIA DE LOS PRANAYAMAS

En uno de mis retiros de capacitación de Kripalu yoga, recuerdo que experimenté una lluvia de emociones y sensaciones físicas que en aquel entonces no podía descifrar o entender.


La capacitación fue intensa y contenía aspectos acerca del manejo de la energía vital por medio de la respiración y la relación entre los estados psicológicos y fisiológicos del cuerpo.

Quien diría que años más tarde, todo lo aprendido acerca de la respiración con atención, jugaría un rol tan importante en mi recuperación como paciente covid.

Quien diría que años más tarde, todo lo aprendido acerca de la respiración con atención, jugaría un rol tan importante en mi recuperación como paciente covid.

"Prana es el hilo que une cuerpo, mente y atman [el yo] en forma de una guirnalda de

flores". -Swami Kripalu


La respiración yóguica y energía vital

La palabra que se usa en el ámbito de la enseña del yoga para la respiración es conocida como pranayama. En sánscrito (el idioma de la filosofía del yoga) pranayama es la combinación del vocablo prana, que significa aire y vitalidad, y yama, que significa moderación.


Algunos textos antiguos sugieren a la definición de prana como la energía espiritual que viaja por medio de la respiración. Sin embargo, existieron sabios como Swami Kripalu, que veían el prana como la cúspide más alta de expresión de vitalidad y la fuerza principal que va entretejiendo la mente, los pensamientos, sentimientos y las percepciones sensoriales

del cuerpo.


El término pranayama entonces, se refiere al proceso de mejorar o controlar el flujo de

vitalidad desde su inicio. La vitalidad puede ser resumida como el balance del bienestar.

Nuestros cuerpos y mentes están en constante transmisión de energía, que a menudo solemos canalizar externamente, ya sea que usemos energía en relaciones interpersonales, en cosas o situaciones.


Estas experiencias a lo largo de nuestra existencia se van incorporando como parte de la visión de nosotros mismos y la visión del mundo en el que nos desenvolvemos. Sin embargo, el respirar con atención nos enseña a modificar este proceso y nos da la maestría de manejar nuestra fuerza vital en el ámbito físico, mental y emocional incrementado el bienestar en general.



Según investigaciones en entornos clínicos, estos son algunos de los beneficios que la práctica constate de pranayamas nos da:


1. Disminuye el estrés

2. Mejora la calidad del sueño

3. Aumenta la atención plena

4. Reduce la presión arterial alta

5. Mejora el rendimiento cognitivo

5. Mejora la función pulmonar para pacientes Covid.